Percepción del Tamaño


Según Maltin y Foley (1996, p. 194) la percepción del tamaño está relacionada de una fuerte manera con la percepción de la distancia. Por ello, para estos investigadores existen dos factores que influyen en la percepción del tamaño. El primero de estos es la "determinación del tamaño de los objetos a un sola distancia" y el segundo es "la determinación del tamaño de los objetos a distancias variables".

Distancias iguales


En este factor se asume que hay dos o más objetos a la misma distancia del observador. Para que este pueda determinar cuál de los objetos es más grande o más pequeño debe ser influenciado por la forma de estos, el fondo en el que están presentados, la luminosidad que tengan.
En cuanto a la forma, objetos más alargados se perciben de mayor tamaño que objetos, de la misma área, pero más compactos. Por otro lado, cuando el fondo contra el que está un objeto es grande, el objeto se ve pequeño, pero cuando este está contra un fondo más pequeño, entonces, se percibe de mayor tamaño. Además, entre más luminosidad tenga un objeto más grande es percibido (ver figura1).


images_(1).jpg

figura 1

Distancias variables


En este factor se asume que hay dos o más objetos a diversas distancias del observador. Si los objetos son del mismo tamaño, mientras más se alejen del observador menos espacio en la retina van a ocupar y, por ende, van a ser percibidos más pequeños. Sin embargo, si estos objetos ocupan el mismo espacio en la retina estando a diferentes distancias del observador, gracias a la percepción de la distancia, este puede inferir que los objetos más alejados son de mayor tamaño. Por ello, la percepción de la distancia es de suma importancia para la del tamaño.
La relación entre estas dos percepciones puede ser explicada con la Ley de Emmert que establece que el tamaño percibido es el tamaño de la imagen retiniana por la distancia percibida (ver figura 2).


images_(2).jpg

figura 2


Constancia del tamaño


Esta constancia explica que un objeto siempre se ve del mismo tamaño aunque su tamaño en la retina varíe. Se han propuesto varias explicaciones para este fenómeno. Una de ellas es la del tamaño familiar: si uno ya sabe cuál es el tamaño de un objeto, aunque la distancia varíe, siempre se sabrá el tamaño del objeto. Otra hipótesis es la hipótesis de no variación del tamaño y la distancia que asume que ello ocurre por la Ley de Emmert (los observadores pueden calcular el tamaño de un objeto gracias al tamaño que este ocupa en la retina y a la distancia percibida).



Referencia
Matlin, M. W., & Foley, H. J. (1996).Percepción de la distancia y el tamaño. Sensación y percepción. México: Prentice Hall Hispanoamericana. Caps 6.