Atención


El termino atención es utilizado en diferentes contextos con distintas definiciones. Todos sabemos qué es pero al mismo tiempo es un constructo ambiguo y difícil de explicar. La definición más común es la otorgada por William James en "Principles of Psychology", donde la explica como la toma de posesión por parte de la mente de un solo pensamiento entre un grupo de ideas, para la cual es necesaria la concentración de la conciencia e implica ignorar cierta información para poder lidiar efectivamente con otra.

Hay dos formas en las que el término es usado. La atención definida como tarea, y la atención como proceso. Veremos ambas a continuación para después considerar los diferentes paradigmas usados para estudiarla.

Atención definida como tarea


Responder en base a algunas de las dimensiones del estímulo ignorando otras, bajo control experimental. Esto require que el sujeto pudiera responder a la dimensión ignorada si se le pidiera. De esta forma, la atención no require control voluntario, pero puede ser controlado automáticamente. De acuerdo con esta definición de atención cualquier entidad, incluso una maquina, puede usar la atención siempre y cuando atienda a la correcta dimensión de un estimulo. Así, esta definición es puramente descriptiva y no explica los mecanismos de la atención, si no la consecuencias de esta. Los investigadores han determinado que hay una parte del cerebro específica que tiene mayor activación cuando los sujetos responden al color, mientras que se activa una distinta cuando atienden al movimiento. Estas áreas discriminan estos estímulos y este proceso puede ser “prendido” o “apagado” dependiendo de las instrucciones de la tarea. Pero si cualquier cambio en la activación neuronal dependiendo de la tarea fuera considerado evidencia de los efectos de la atención, prácticamente todos los efectos experimentales serian atencionales y el significado de la palabra seria demasiado amplio. Esta definición carece de los puntos necesarios para la definición de William James.

Es posible que individuos no logren mantener este tipo de atención por mucho tiempo. En experimentos en que se pide a niños atender a ciertas dimensiones de un estímulo, como el color, la mayoría ellos puede realizar esta tarea por unos pocos minutos. Algunos no pueden hacerlo por mas de uno, lo que es clave para diagnosticar un trastorno por déficit de atención. Pero los procesos de dirigir la atención y mantenerla son completamente distintos. Ciertas patologías, como lesiones parietales, no permiten que el sujeto dirija la atención a ciertas regiones del espacio pero no le impide mantener la atención en ciertos estímulos. A diferencia de esto, alguien con trastorno por déficit de atención puede dirigir la atención sin problema pero no puede mantenerla.

Atención como proceso


La definición anterior considera la atención descriptivamente. Pero es necesario entenderla desde una perspectiva más cercana a la definición de William James, viéndola como un proceso psicológico. La atención definida como proceso, tiene en cuenta los dos componentes escenciales de la definición de James: ser un proceso de selección entre alternativas y cuyo fin es optimizar el procesamiento mental. A continuación veremos los principales paradigmas para estudiar la atención como proceso.

Paradigma de señalización


En este paradigma se usa una señal para que el sujeto espere una fuente específica de información y luego el procesamiento de esta fuente sea comparado con el procesamiento de otras. Por medio de este paradigma se estudia el cambio de atención hacia el estímulo señalado y se compara el procesamiento de los estímulo atendidos con el de los no atendidos. Uno de los experimentos más comunes consiste en mostrar al sujeto dos casillas vacías y hacerle poner atención a la aparición de una X en una de ellas. En la mayoría de las ocasiones se señalaría la casilla en la que luego aparecería la X. A esto se le llama un ensayo válido. En algunas otras ocaciones, se señala un lugar pero el objetivo aparece en otro; estos son los ensayos invalidos. También en muchos estudios se incluyen ensayos neutros en los cuales se señalan ambas casillas. La idea es que los sujetos respondan de la manera más rápida posible. Como era de esperarse, respondían más rápidamente en los ensayos validos que en los neutros, y mas lentamente en los invalidos. Las señales podían ser de varios tipos. Las señales exogenas se encuentran en el lugar en el que luego se encontrará el estímulo. Las señales simbólicas o endógenas no se encuentra como tal en donde aparecerá el estímulo, pero apartir de símbolos indican donde va a estar. Además de esto, las señales pueden ser predictivas (el objetivo aparece más veces en lugar señalado), o no-predictivas ( el objetivo tiene igual probabilidad de aparecer en el lugar señalado que en cualquier otro lado). Los resultados de los experimentos de este tipo indican que las señales endógenas no predictivas no producen ninguna orientación del individuo hacia el lugar señalado porque son irrelevantes. Las simbólicas predictivas causan una persistente orientación de la atención, mientras que las predictivas exógenas causan una orientación rápida y las periféricas no predictivas causan un cambio rápido y corto en la atención hasta que voluntariamente el sujeto deja de atender al lugar señalado.

Paradigma de Búsqueda


Los sujetos deben buscar un estímulo específico dentro de un grupo de estímulos que no son el objetivo. Este paradigma es muy útil para estudiar la forma en la que la atención ignora los estímulos irrelevantes. El experimento mas común es la tarea de búsqueda visual, donde se le presenta un grupo de estímulos simultáneamente a un individuo y se le pide que busque si un determinado objeto se encuentra en el grupo. Este experimento resulta en una función que tiene como características la inclinación y el intercepto. La inclinación mide la eficiencia del proceso de búsqueda (mayor inclinación, equivale a mayor tiempo de búsqueda) mientras que el intercepto refleja la duración del proceso que precede el proceso

Paradigma de Filtración


stroop.gif
Figura 1

En este paradigma la atención se dirige a una fuente de información mientras que el procesamiento de las otras fuentes, irrelevantes, es suprimido. El experimento clásico de este paradigma consiste en pedir a sujetos que escuchen simultáneamente algo distinto por cada oído para luego repetir lo que se escuchó en uno de ellos. Los investigador descubrieron que los sujetos no podían reportar prácticamente
nada del oído al que no estaban poniendo atención. Otro de los experimentos más famosos es la tarea Stroop en la que se presentan los nombres de colores en los que el nombre y el matiz en el que están escritos no concuerdan (Figura 1). Si se pide que reporten el color de la tinta, su respuesta se demora mientras que si deben reportar solo la palabra, no hay ningún efecto. Esto sugiere que la palabra se procesa antes que el color en el que está escrita. En otro reconocido experimento al respecto, que también ilustra el paradigma local-global, los sujetos deben ver por ejemplo una H hecha de pequeñas T's y una T hecha de pequeñas H's (Figura 2). Cuando debían reportar la letra global no hay ningún efecto pero si deben reportar las letras pequeñas hay una demora en la respuesta.

HHSS.gif
Figura 2

Otro estudio que difiere de los mencionados anteriormente en que los estímulos distractores se encuentran separados de los estímulos objetivo, son las tareas de "flankers". Se le pide al sujeto que reporte una letra objetivo e ignorar otras que se encuentran al lado de esta. Si ambos estímulos están asociados con la misma respuesta no hay efecto. Mientras que si ambos estímulos están asociados con una respuesta distinta, hay una demora en la respuesta.

Paradigma de Doble tarea


Para medir el papel que juega la atención en la coordinación de múltiples tareas simultáneas, se le pide a los sujetos que realicen dos tareas simultaneamente, realizando una cantidad distinta de esfuerzo con cada una (Por ejemplo esforzarse 10% para la tarea 1 y 90% en la tarea 2). Si ambas tareas requieren de los mismos procesos cognitivos, poner más atención a una tarea reducirá el desempeño en la otra. Cuando ambas tareas son relativamente independientes, ninguna afecta a la otra y ambas se pueden realizar al tiempo sin problema. El tercer escenario posible es que el desempeño de una prueba afecte el de la otra pero que no haya una relación perfecta. Este es el caso de un pianista que puede tener una conversación sencilla a medida que toca el instrumento, pero si está tocando una canción muy compleja no puede hablar al tiempo.

Referencias

Luck, S., & Vecera, S. (2002) Attention. En Stevens, S. S., Pashler, H.E., & Yantlis, S. (Eds). Steven's handbook of experimental psychology: Volume 1. New York: John Wiley & Sons. Pags 235-248.
Pinel, P. J., (2008) Biopsicología. Pearson Education Inc., Pags 200-204.
Figura 1. Imagen tomada de: http://faculty.washington.edu/chudler/sout2.html. Consultada el 21 de abril, 2012.
Figura 2. Imagen tomada de: http://psycnet.apa.org/index.cfm?fa=buy.optionToBuy&id=1992-37746-001. Consultada el 21 de abril, 2012.